mujer joven recibiendo tratamiento remodelanteCon tecnología Ultrasónica Especifica de Alta Densidad

Pioneros a nivel mundial, esta tecnología ultrasónica es el primer procedimiento médico no quirúrgico que elimina células grasas de manera permanente. Las ventajas evidentes son la ausencia de riesgos anestésicos, no deja cicatrices y toma menos de 90 minutos.

En áreas específicas y delimitadas los resultados se asemejan a los que se obtienen con liposucción.

El procedimiento inicia con la revisión y delimitación del área a tratar (el tamaño del área determina la duración del procedimiento). Mientras usted descansa confortablemente en la cama de tratamiento, el médico utiliza una pieza de mano circular que coloca sobre su piel en la zona previamente marcada la cual funciona como transductor (aparato que convierte la energía eléctrica en energía ultrasónica) y emite ondas ultrasónicas que llegan suavemente a la zona especifica programada (entre 10 y 15 mm por debajo de la superficie de la piel) destruyendo de manera selectiva los adipositos o células grasas sin dañar en absoluto la piel, tejido conectivo, vasos sanguíneos o nervios. Todo el procedimiento es guiado por un sistema de posicionamiento computarizado muy sofisticado que nos asegura que la remodelación corporal se realizará de manera completa y uniforme.

Al finalizar la sesión no presentará ninguna molestia o efecto secundario y podrá asumir sus labores cotidianas de manera inmediata. Por supuesto no se requiere de un período de recuperación y los resultados se empezaran a observar a partir de la segunda semana. Estas sesiones se pueden repetir con cierto intervalo de acuerdo a las especificaciones del medico.